PROGRESISMO

Al definir la Masonería como una institución filosófica, filantrópica y progresista, podemos reflexionar y sobre estas características que hacen tan perfecta nuestra orden, es filosófica porque invita a cada iniciado hacia la investigación racional de todas las ciencias y de la naturaleza, también toma en cuenta cada  vertiente de las diferentes corrientes de la filosofía para extraer de ellas la sabia del conocimiento, esto deriva en el deber ineludible de cada hermano a mejorar con el uso que esta sabiduría nos da.

Es filantrópica por el simple hecho de que cada M:. debe socorrer a los necesitados y a cada uno de sus HH:. En todo lo que este a su alcance, inclusive a compartir su subsistencia si fuera necesario.

Es progresista porque de una sabia manera nos enseña a dominar nuestras pasiones, combatir nuestros vicios y practicar las virtudes que nos engrandecen como seres humanos, ya que tiene como objeto la búsqueda de la verdad, basada en la libertad de pensamiento, el respeto ante la opinión contraria, él estudio de todas las ciencias y desechando el fanatismo en cualquier expresión.

Antes de tocar puertas en nuestra augusta orden, vivía en un estado de total oscuridad, el ruido perturbaba mi existencia, no me permitía ver lo que había más allá de mi nariz, totalmente sumido en una vida sin un verdadero sentido, al iniciarme, comencé una nueva ruta llena de aprendizaje y de estudio, con la única finalidad de mejorar como ser humano, como hombre y como M:.

En este corto pero fructífero periodo de mi vida comencé a presentar cambios, que poco a poco me han llevado a ser un hombre de ciencia y virtud.

Recibí de mis maestros las herramientas de mi grado, estas individualmente reforzaron mi visión sobre la rectitud, el equilibrio, la nivelación y el progresismo, pero de una manera gradual, casi imperceptible los cambios se fueron presentando.

Al principio no paraba de hablar, de preguntar y de llegar a conclusiones sin un verdadero estudio efectivo sobre el significado y uso de estas herramientas, por otra parte mis maestros siempre dispuestos a orientarme, esclarecieron mis interrogantes ante las diferentes áreas de estudio.

“Todo es mental”

Esta verdad nos enfrenta a realidades que nunca había considerado, pensamiento, verbo y acción. Si pensamos en una determinada situación terminaremos decretándola en nuestras vidas, es por  esto que debemos orientar nuestros pensamientos hacia lo positivo, hacia el progreso y hacia la superación, de esta manera el verbo se transforma en la expresión más pura de la mente y del espíritu, por tanto nuestras acciones serán efectivas y permitirán un correcto y beneficioso desenlace en cada uno de los aspectos de nuestra existencia.

Al pensar sobre el progresismo en el grado de aprendiz, debo ciertamente decir que el aprendiz basado en su silencio, agudiza su oído y su nivel de observación, ya que este silencio nos permite tener una mejor visión de todo los que nos rodea llevándonos a oír, analizar, cada paso que demos en este plano.

Ahora bien, luego de escribir estas líneas, surge una interrogante:

Soy progresista?

Al analizar esta pregunta, evidencio que estos cambios han generado un progreso espiritual y material en mí,  cada día que pasa  ,Para concluir quiero decir que el progresismo en el grado de aprendiz nunca termina ya que siempre estaremos prestos al mejoramiento, a la autoconstrucción y a pulir nuestra piedra bruta interior con el uso de las herramientas de nuestro grado, creo que todo momento es bueno para el progreso, interpretar cada significado alegórico y simbólico que nos da la masonería, permite a cada iniciado identificar los errores, mejorar su interior y ser útil a su patria y a sus semejantes.

 

WICB Gr:. 18 R:.E:.A:.A:.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.