Arreglar una puerta que hace ruido

El cuidado y mantenimiento de las casas, son tareas constantes impostergables si se quiere mantener un  ambiente físico agradable en el hogar.  Adicionalmente, el valor del inmueble siempre se  va  a favorecer en los espacios que conserven sus estructuras e instalaciones en óptimo estado.

Con el paso del tiempo, las puertas de las habitaciones o de los closets, así como las ventanas, emiten ruidos incómodos  al abrir o cerrar. Estos sonidos son especialmente molestos durante la noche. Por suerte, la solución está al alcance  de las manos.  Solo será necesario contar con algún tipo de aceite o lubricante.

Antes de tener que desarmar la puerta, puede probarse aplicando un poco de aceite alrededor de la bisagra. Es útil aplicarlo con un recipiente con punta, a fin de colocarlo en el lugar justo y  evitar derrames. Una vez aplicado, se debe abrir y cerrar varias veces la puerta, para que el lubricante se desplace. Esto seguramente hará que cese el molesto ruido.

Si el ruido no cede con la aplicación externa, será necesario remover el  eje de la bisagra. Se necesitará un martillo y un punzón. Golpear suavemente hacia arriba el punzón hasta desprender el eje de la bisagra. Ubicar y proteger la puerta o ventana.

Una vez retirado el eje de la bisagra, se puede cubrir con algún lubricante. El aceite de motor es útil y recomendable para frenar la oxidación de las piezas. Otro recurso útil para suavizar el eje de las bisagras en la cera de parafina.  Esta debe calentarse hasta que esté completamente derretida y sumergir el eje de la bisagra.

Una vez lubricado, ajustar la puerta o ventana y colocar el eje en su lugar, cuidando que el ajuste sea preciso y que la puerta o ventana queden completamente alineadas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.