Una despedida bastante peculiar

Todos los niños siempre van a pensar que sus padres son héroes, sin importar su profesión o a que se dediquen, la inocencia de los niños hace que esa figura que siempre está ahí, sea la mejor y merezca toda su admiración y amor.

En especial si alguno de sus padres pertenece a algún cuerpo militar o de servicio a la seguridad, todos los niños disfrutan al saber que si sus padres son policías, bomberos, militares o algún otro tipo de estas organizaciones. Solo basta con ese simple hecho para sentir que están protegidos y siempre contarán con la ayuda de su héroe.

Por otra parte para cualquier padre o madre ser la persona a quien tus hijos admira, es un logro inigualable sentir esa emoción enternecedora de saber que eres esa figura especial, su héroe y que sabe que siempre contara contigo para lo que sea a lo largo de su vida. Sin importar que cuando crezca y se convierta en un adulto ya no te crea su héroe igual estarás ahí.

A continuación te contaré una conmovedora historia de dos niños que deseaban despedir a su héroe y padre Josh Beutow, parte de la milicia quien había sido requerido para irse de misión y por supuesto su familia estaba allí para despedirle al subir al bote.

Como es de esperarse las voces de los niños no se escuchaban desde el puerto hasta el bote, coincidentemente en la embarcación estaba el oficial de policía James Weaver, quien al ver la escena de los niños no pudo evitar conmoverse y hacer algo para ayudarles como todo buen oficial.

Así que llamó a los niños y les dejo utilizar el micrófono de la patrulla para que fueran escuchados por su padre, logrando despedirse de una forma muy tierna mientras el barco emprendía su camino. Una buena historia, un buen oficial y unos niños conmovedores.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.